Pedazos de momentos intensos salpicados con gotas de felicidad.